Actualmente el hormigón es el material de construcción más popularizado, durante décadas ha ofrecido muchas posibilidades para construir de forma rápida y eficaz, pero en la actualidad las nuevas tecnologías a la madera, comienzan a ofrecer ventajas similares, incluso superiores a las que ya ofrecía el hormigón. En concreto hablamos de la madera laminada cruzada o CLT.

Las diferencias entre la madera laminada y el CLT son las siguientes:

La madera laminada es la unión de tablas o láminas para hacer una sola unidad estructuralmente hablando, generando elementos. El CLT la unión de tablas en capas perpendiculares permite la fabricación de capas, planchas, superficies como muros. Esto permite construir tablas con dimensiones hasta 4 m de altura y hasta 12 m de largo o incluso más.

Impacto ambiental:

El CLT nació con el objetivo de reutilizar la madera de menor valor, en la actualidad pero el uso de la madera está volviendo a ser un factor relevante dentro de la industria de la construcción por sus beneficios para el medio ambiente.

La huella del hormigón es mucho mayor que la de la madera, por cada m³ de hormigón, se emite a la atmósfera una tonelada de CO₂.

¿Cómo se comporta estructuralmente el CLT?

El CLT, es considerado el hormigón del futuro, esto es debido a que estructuralmente tiene la misma resistencia que el hormigón armado. Es un material con mucha flexibilidad y que tiene que sufrir grandes deformaciones para romperse, al contrario del hormigón.

Por otra parte, cada m³ de hormigón pesa casi 3 toneladas, mientras que el m³ de CLT pesa 400 kg ofreciendo la misma resistencia.

Un muro de CLT de 100 mm de espesor iguala el nivel de aislamiento que un muro de hormigón de 1,8 m de espesor.

¿Cómo proteger CLT de las condiciones ambientales?

La humedad y la intemperie, son algunos de los enemigos más importantes de la madera, la madera sufre en el exterior y por lo tanto tenemos que protegerla para evitar su colapso, corrosión y desgaste. Por un lado se pueden añadir capas de revestimiento sobre la madera como piedra, fibrocemento o ladrillos, pero también se puede dejar a la intemperie protegiendo la madera con varias protecciones o acabados, los aceites vegetales o pinturas minerales pueden ayudarnos a proteger los paneles de CLT con una única aplicación cada 5 años.

Los aceites pueden ayudar a proteger la madera en interiores y las pinturas minerales nos pueden ayudar para la protección de los muros exteriores.

Construcción con CLT:

La construcción con paneles de CLT requiere una precisión perfecta, ya que se trabaja con márgenes de error muy pequeños y todo tiene que estar decidido y calcular antes de iniciar la construcción.

Cuando se inicia el montaje, se puede hacer en pocos días disminuyendo así los plazos de construcción.

El diseño y la planificación son esenciales.

En otros países como Canadá y Finlandia ya se están construyendo edificios de hasta 30 pisos.

¿Qué pensáis de esta alternativa al hormigón? Nosotros ya lo utilizamos a proyectos como el centro de Alzheimer Fundación Rosa María Vivar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies